domingo, 28 de septiembre de 2014

Seung-Hwan OH (Tonio Oh)




























































El fotógrafo Seung-Hwan Oh utiliza diferentes procesos -uno fotográfico y el otro orgánico- para incluir una idea distinta dentro de sus retratos.

Conocido también como Tonio Oh, explora el cambio de la materia y las formidables diferencias entre lo real y lo artificial.

El proceso creativo de Tonio Oh comienza desde el cultivo de bacterias en una emulsión, aquella que interactúa de manera directa con el papel fotográfico donde los haluros de plata se desestabilizan y ofuscan la legibilidad de la imagen.

Rostros anónimos son –literalmente- devorados por bacterias, desintegrando la película y por ende, al individuo retratado.

La serie Impermanence es una reflexión acerca de la fotografía hecha a partir de cuestiones naturales y que posteriormente será consumida por una fuerza biológica implacable (Y no, esta vez no hablamos de un ser humano).

Este tipo de propuestas visuales resplandecen dentro del ámbito contemporáneo, ya que no solo incluyen la transgresión en la técnica sino también generan interrogantes alrededor de lo fugaz y efímero que puede ser el arte.
- See more at: http://picnic.co/seung-hwan-oh/#sthash.zHp6CGD3.dpuf
El fotógrafo Seung-Hwan Oh utiliza diferentes procesos -uno fotográfico y el otro orgánico- para incluir una idea distinta dentro de sus retratos.

Conocido también como Tonio Oh, explora el cambio de la materia y las formidables diferencias entre lo real y lo artificial.

El proceso creativo de Tonio Oh comienza desde el cultivo de bacterias en una emulsión, aquella que interactúa de manera directa con el papel fotográfico donde los haluros de plata se desestabilizan y ofuscan la legibilidad de la imagen.

Rostros anónimos son –literalmente- devorados por bacterias, desintegrando la película y por ende, al individuo retratado.

La serie Impermanence es una reflexión acerca de la fotografía hecha a partir de cuestiones naturales y que posteriormente será consumida por una fuerza biológica implacable (Y no, esta vez no hablamos de un ser humano).

Este tipo de propuestas visuales resplandecen dentro del ámbito contemporáneo, ya que no solo incluyen la transgresión en la técnica sino también generan interrogantes alrededor de lo fugaz y efímero que puede ser el arte.
- See more at: http://picnic.co/seung-hwan-oh/#sthash.zHp6CGD3.dpuf
El fotógrafo Seung-Hwan Oh utiliza diferentes procesos -uno fotográfico y el otro orgánico- para incluir una idea distinta dentro de sus retratos.

Conocido también como Tonio Oh, explora el cambio de la materia y las formidables diferencias entre lo real y lo artificial.

El proceso creativo de Tonio Oh comienza desde el cultivo de bacterias en una emulsión, aquella que interactúa de manera directa con el papel fotográfico donde los haluros de plata se desestabilizan y ofuscan la legibilidad de la imagen.

Rostros anónimos son –literalmente- devorados por bacterias, desintegrando la película y por ende, al individuo retratado.

La serie Impermanence es una reflexión acerca de la fotografía hecha a partir de cuestiones naturales y que posteriormente será consumida por una fuerza biológica implacable (Y no, esta vez no hablamos de un ser humano).

Este tipo de propuestas visuales resplandecen dentro del ámbito contemporáneo, ya que no solo incluyen la transgresión en la técnica sino también generan interrogantes alrededor de lo fugaz y efímero que puede ser el arte.









lunes, 8 de septiembre de 2014

Issei Suda




































































Issei Suda dice: "Tokyo es donde nací y me crié. Aún después de la posguerra y tras el rápido periodo de crecimiento económico, esta ha sido mi ciudad y nunca ha parado de transformarse. El Tokyo de mi juventud ya se ha desvanecido, pero aún me quedan momentos en los que me siento alegremente nostálgico, sintiendo la felicidad de los festivales, u observando las inconscientes acciones de los viandantes. Aunque sea un recuerdo de un periodo muy concreto de la historia japonesa, mi libro también es mi perspectiva privada de lo que ha sido la ciudad en la que nací, la que quiero conservar en mi corazón para siempre".